Navy Federal Credit Union – Historia de la empresa

Navy Federal Credit Union – Historia de la empresa
13 enero, 2021

¡descubra cómo comenzaron más de 7.000 empresas!

  • Buscar
  • Enviar
  • Aleatorio

Empresas por carta

Unión de crédito federal de la Marina

Dirección: PO Box 3000 Merrifield, Virginia 22119-3000 EE . UU.

Teléfono: (703) 255-8000 Línea gratuita: 800-656-7676 Fax: (703) 255-8741 http://www.navyfcu.org

Estadísticas:

Cooperativa sin fines de lucro Incorporada: 1933 como Cooperativa de Crédito para Empleados del Departamento de la Marina del Distrito de Columbia Empleados: 3,000 Activos Totales: $ 10 mil millones (1999) NAIC: 52213 Cooperativas de Crédito

Perspectivas de la empresa:

Durante más de 60 años, Navy Federal ha adaptado una variedad de servicios personalizados al estilo de vida de los hombres y mujeres de la Armada y el Cuerpo de Marines de los EE. UU. Y los miembros de sus familias. Impulsar ese servicio es un compromiso con nuestra visión, que establece: Navy Federal Credit Union se desempeñará con tal excelencia que todos los miembros presentes y potenciales elegirán Navy Federal Credit Union como la fuente preferida para sus servicios financieros primarios de por vida. A lo largo de los años, nos hemos convertido en la cooperativa de ahorro y crédito más grande del mundo, ofreciendo una amplia gama de productos excepcionales diseñados para satisfacer las necesidades específicas de nuestros miembros. Actualmente tenemos más de 1.6 millones de miembros y más de $ 10.0 mil millones en activos.

Fechas clave:

1933: Los empleados del Departamento de Marina sindicalizados incorporan su propio pequeño ahorro. 1936: Navy Department Credit Union (NDCU) paga su primer dividendo del tres por ciento. 1947: NDCU se reincorporó como una unión de crédito federal y extiende la membresía a todo el personal naval del área de Washington. 1951: comienza la profesionalización del ahorro con el nombramiento del primer director de oficina. 1954: Comenzando con los oficiales, la membresía se ofrece a todos los empleados de la Marina de los Estados Unidos en todo el mundo. 1962: Navy Federal Credit Union (NFCU) se convierte en la mayor cooperativa de crédito del mundo. 1969: la membresía supera los 100.000. 1977: NFCU se traslada al enorme edificio de la nueva sede en Viena, Virginia. 1999: Los activos superan los $ 11 mil millones.

Navy Federal Credit Union ha sido la cooperativa de crédito más grande del mundo desde principios de la década de 1960. Con activos de más de $ 11 mil millones, es una potencia financiera que sirve a casi dos millones de miembros y simboliza el crecimiento de la industria de ahorro en los Estados Unidos. Una vez que fue una fuente de ahorros de emergencia para aquellos que no podían encontrar crédito en otro lugar, Navy Federal ha llegado a ofrecer préstamos para automóviles e hipotecas para viviendas, colocándola en competencia directa con los bancos comerciales resentidos por los privilegios de las cooperativas de crédito como instituciones sin fines de lucro.

Los primeros años de la década de 1930 no fueron los mejores para la banca. Sin embargo, en medio de la Gran Depresión creció lo que se convertiría en la cooperativa de crédito más grande del mundo. Un grupo de emergencia informal creado por empleados del Departamento de Marina en Washington, DC, llevó a la incorporación el 17 de enero de 1933 de la Cooperativa de Crédito para Empleados del Departamento de Marina del Distrito de Columbia (NDCU). Su ‘título provisional’ era igualmente engorroso: División del Departamento de Marina de la FEU No. 2, Cooperativa de Crédito del Distrito de Columbia. La membresía en el Sindicato de Empleados Federales (FEU) era el requisito de ‘vínculo común’ para la cooperativa de ahorro y crédito, que por ley se limitaba a servir a un grupo específico de personas con un interés común. Se ofrecieron diez mil acciones a $ 10 cada una. La cuota de membresía era de 25 centavos. Los préstamos se limitaron a $ 25 cada uno,a una tasa de interés máxima del uno por ciento mensual. William L. Harrison, presidente de la Rama del Departamento de Marina de la FEU, presidió las primeras reuniones de la NDCU. El único espacio de oficina que la cooperativa de ahorro y crédito podía obtener en el edificio del Departamento de Marina era un escritorio junto al vestíbulo, fuera del horario de atención.

El concepto de cooperativa de ahorro y crédito en sí mismo estaba madurando. Washington, DC, solo había aprobado una legislación que los permitía en junio de 1932, contra las protestas de los banqueros tradicionales. NDCU comenzó a operar en febrero y tuvo que cerrar por el ‘feriado bancario’ que Roosevelt declaró el próximo mes para evitar que los inversores en pánico cierren sus cuentas en masa. A pesar de los obstáculos, el número de miembros aumentó y también lo hizo la demanda de préstamos. A finales de 1933, tenía 49 miembros y 18 prestatarios. Los activos fueron $ 450. Al año siguiente, el grupo de ahorro tenía 250 miembros y alrededor de $ 2,700 en activos. Pagó su primer dividendo en 1936: el tres por ciento, que aumentó al seis por ciento en 1940, cuando los activos alcanzaron los 80.000 dólares. Para el año siguiente, había atraído a casi mil miembros.

Aunque NDCU finalmente había ganado algo de credibilidad y los beneficios que la acompañaban (su propia oficina, dinero para contratar personal y apoyo promocional), la Segunda Guerra Mundial cambió sustancialmente el campo de juego. El Congreso introdujo legislación (Regulación W) para frenar el acceso al crédito al consumidor. La Ley de Ayuda Civil para Soldados y Marineros, que impedía a los acreedores ejecutar sentencias durante tiempos de guerra, y el servicio militar obligatorio se combinaron para dar a la cooperativa de ahorro y crédito un grave problema de cobranza. Los examinadores federales criticaron a la institución por políticas crediticias excesivamente indulgentes que llevaron a cancelaciones masivas en 1943. Posteriormente se suspendieron los dividendos y la membresía comenzó a disminuir.

La economía se volvió a declarar bajo reglas federales más flexibles en junio de 1947. Paul Boyer, ex tesorero, se convirtió en presidente. Ahora la Unión de Crédito Federal para Empleados del Departamento de la Marina (NDEFCU), su membresía potencial se expandió para incluir personal militar y civil de la Marina en el área de Washington. Tras la reorganización, siguió un fuerte crecimiento de los activos y la membresía. Sin embargo, este crecimiento pronto condujo a otra crisis de delincuencia.

La junta nombró a William A. Hussong, Jr., como el primer gerente de oficina de la cooperativa de ahorro y crédito en octubre de 1951. Esto marcó el comienzo de la profesionalización del ahorro. Hussong, que había ayudado a iniciar la Unión de Crédito Federal de Empleados Ferroviarios, al principio se encontró en un tira y afloja con la junta, que se mostraba reacia a compartir el poder. En última instancia, cedieron ante el aumento de la morosidad y la posibilidad de una censura federal por una contabilidad laxa. El quince por ciento de los préstamos del banco estaban en mora en 1952.

Aunque NDEFCU introdujo mejoras como un sistema de tarjetas de ordenación de claves y cupones de pago por correo, la membresía cayó con la Guerra de Corea y la incapacidad del banco para mantener dividendos decentes. En este contexto, en 1954 la cooperativa de ahorro y crédito decidió ampliar la membresía más allá de Washington, a todos los empleados de la Marina en todo el mundo. Las deducciones de nómina harían viable este plan. Los oficiales, considerados más estables y solventes, fueron los primeros en ser elegibles. El ahorro cambió su nombre a Navy Federal Credit Union (NFCU), y al año siguiente, trasladó sus operaciones ampliadas al Edificio ‘N’ de la Marina.

NFCU aumentó su gama de servicios a medida que aumentaron las membresías, los ahorros y los préstamos en la última mitad de la década. El grupo de miembros ahora incluía cadetes de aviación naval y suboficiales, y la mayoría de los miembros vivían fuera del área de Washington. NFCU terminó la década con $ 10 millones en activos y 23,000 miembros. Se reorganizó la cooperativa de ahorro y crédito y los salarios y beneficios se equipararon con los de los empleados militares. La mayor parte de la membresía estaba compuesta por empleados militares en ese momento, y uno por uno, los oficiales militares de alto rango comenzaron a ser seleccionados para la junta directiva. Después de que el reemplazo de Hussong, Tom Landers, renunciara para ingresar a una carrera de consultoría, en 1963 la junta eligió a Richard Cobb, un capitán retirado de la Marina, como el próximo gerente. Anteriormente jefe de la División de Política de Adquisiciones de la Marina,permanecería en la NFCU durante casi 20 años.

A medida que la expansión y los nuevos requisitos contables multiplicaron la carga de trabajo administrativo de NFCU, Hussong impulsó una inversión en un nuevo sistema informático. En 1960, la junta despidió al autocrático pero influyente Hussong, aparentemente por la controversia que rodeaba a la nueva computadora. Después de meses de pruebas frustrantes, la junta finalmente se decidió por un IBM 1401 (con 4K de memoria) en 1962. NFCU se había convertido en la cooperativa de crédito más grande del mundo en ese momento, impulsada en gran parte por préstamos para automóviles nuevos, que en unos pocos años se habían convertido en representan la mayoría de su negocio. La sede de la NFCU se trasladó al Edificio 143 en el Navy Yard Annex en 1964, el mismo año en que se ofrecieron privilegios de membresía al personal alistado.

Una serie de fusiones con otras uniones de crédito en las bases de la Marina comenzó en 1967 con la Cooperativa de Crédito Federal Washington Navy Yard. Algunas cooperativas de ahorro y crédito más pequeñas, defendidas por la Asociación Nacional de Cooperativas de Crédito (CUNA) y algunos políticos, protestaron contra el creciente dominio de NFCU. Al mismo tiempo, la industria de ahorro estaba siendo atacada por los bancos comerciales, resentidos por su condición de exención de impuestos. A finales de la década de 1960, NFCU contaba con más de 100.000 miembros y activos por 120 millones de dólares.

Nuevas reglas en las décadas de 1970 y 1980

La década de 1970 vio una oferta de capital tremendamente cíclica y una competencia por las cuentas de ahorro. Un personal de cientos de personas en la NFCU prestó servicios a unas 20 ubicaciones, tanto en el país como en el extranjero, incluido el USS Little Rock. También proliferaba la variedad de servicios. Cobb fue nombrado tesorero de la junta a principios de la década de 1970. Al consolidar el papel de los oficiales de la Marina en la junta, el vicealmirante Vincent A. Lascara se desempeñó como presidente durante la mayor parte de la década de 1970.

La NFCU se trasladó a una nueva sede impresionante y espaciosa en Viena, Virginia, en 1977. Se instaló un nuevo sistema de computadora central para manejar los registros de 450.000 miembros. Poco después de la medida, la nueva legislación permitió que las cooperativas de crédito comenzaran a ofrecer préstamos hipotecarios. Sin embargo, a medida que las diferencias entre los bancos comerciales y las entidades de ahorro se hicieron más difíciles de distinguir, estas últimas se vieron sujetas a más regulaciones bancarias, mientras que los bancos quedaron libres para pagar tasas de ahorro más competitivas. NFCU también tuvo que lidiar con las leyes de quiebras liberales de la época. Para ayudar a influir en el clima regulatorio, NFCU se reincorporó a CUNA, el grupo comercial líder de la industria de ahorro, a fines de la década de 1970.

Cobb renunció como gerente en agosto de 1980, para ser reemplazado por el contralmirante Joe G. Schoggen, quien se había unido a la NFCU después de servir en la unidad de Sistemas de Reventa de la Marina. NFCU terminó el año con activos por $ 866 millones. Las cooperativas de ahorro y crédito recibieron su desregulación deseada desde hace mucho tiempo en 1982. Siguió cierta consolidación en la industria a medida que la membresía de NFCU continuó creciendo, llegando a 692,000 en 1985. Los activos de NFCU se acercaron a $ 2 mil millones, frente a $ 1,6 mil millones en 1984. Tom Hughes se convirtió en presidente y director ejecutivo de NFCU en 1988, cuando las instituciones de ahorro y crédito comenzaron a aventurarse en el terreno de las uniones de crédito ofreciendo préstamos al consumo.

Expansión en la década de 1990

NFCU terminó 1990 con $ 4.6 mil millones en activos y superó los $ 8 mil millones a mediados de la década de 1990. Operaba 56 sucursales nacionales y 26 en el extranjero. El ahorro se retiró de CUNA nuevamente después de que el grupo comercial demandó al gobierno federal por una regulación (poner fin a la gestión compartida entre las uniones de crédito corporativas y los grupos comerciales). La práctica de la Marina de prestar dinero en efectivo a sus sucursales en España e Italia provocó una protesta por prestar dinero público a una institución privada. NFCU también operaba alrededor de 200 cajeros automáticos (ATM), todos ellos sin recargo. Apoyó los esfuerzos del Departamento de Defensa para prohibir los recargos en todos los cajeros automáticos en instalaciones militares.

Hughes se retiró en 1996, dejando el mando a Brian McDonnell, un veterano de la NFCU de 26 años. NFCU gastó $ 60 millones para expandir su sede a medida que la membresía continuaba creciendo. Se acercó a los dos millones a fines de la década de 1990 cuando los activos superaron los $ 11 mil millones. Los préstamos hipotecarios y de capital se duplicaron a $ 3 mil millones entre 1997 y 1998.

A finales de siglo, las extensas medidas de cumplimiento del año 2000 de NFCU llamaron la atención de CNN. Había comenzado a prepararse en 1991 para dar cabida a una infraestructura de comunicaciones deficiente en los países en los que operaba. Sus soluciones incorporaron líneas de comunicación redundantes, incluidos teléfonos móviles, para mantenerse en contacto con sus muchas ramas remotas.

Competidores principales: Citigroup; Wachovia Corporation; Banco de America.

Arndorfer, James B., ‘Navy Federal Threatens to Quit CUNA Unless It Drops Challenge of New Rule’, American Banker, 20 de marzo de 1995. Cope, Debra, Robert M. Garsson y Linda Corman, ‘Choppy Water for Credit Union Admiral , American Banker, 15 de octubre de 1990, pág. 10. Donovan, Sharon, ‘Perfil administrativo: Contralmirante Joe G. Schoggen’, Credit Union Management, septiembre de 1985, págs. 6 y siguientes. Gentile, Paul, ‘Navy Federal Credit Union Featured on CNN Y2K Report’, Credit Union Times, http://www.cutimes.com/y2k/1999/yr08119-4.html. Gilpatrick, Kristin, ‘Worldwide Ready’, Credit Union Management, agosto de 1999, pág. 14. Glassman, Harvey, ‘Navy Federal Again Tops Credit Unions; Leads Nation in Assets, Deposits, Share Accounts, American Banker, 26 de mayo de 1982, p.1.Martin, Kenneth R., Home Port: A History of the Navy Federal Credit Union, Bryn Mawr, Pa .: Dorrance & Co., 1983. Mazzolini, Joan M., ‘A medida que crecen las cooperativas de crédito, la competencia se calienta con los bancos, S & Ls ‘, American Banker, 21 de enero de 1988, págs. 16 y siguientes. McAllister, Bill, ‘Navy Told to End Cash Advances to Four Overseas Credit Unions’, Washington Post, 5 de febrero de 1996, pág. F8. McDonnell, Brian, ‘Defense UCs Are Helping Members Use Credit Wisely’, Credit Union Magazine, julio de 1998, págs. 14-16. Molvig, Dianne, ‘Envisioning Leadership’, Credit Union Management, abril de 1996, p. 14. ‘Navy Federal Keeps Delinquencies Low’, National Mortgage News, 23 de agosto de 1999, pág. 28. Nelson, Jane Fant, ‘Credit Unions in Transition’, United States Banker,Mayo de 1984, pág. 55+.O’Brien, Jeanne, ‘Navy Federal Credit Union Keeps Ship-Shape with Enterprise View’, Bank Systems & Technology, enero de 1999, p. 52. Patterson, Maureen, “Operating Efficiently”, Buildings, mayo de 1999, págs. 70-74. Schwartz, Susana, ‘Navy Federal Moves to Client / Server System’, Bank Systems & Technology, mayo de 1999, p. 57. Slater, Robert Bruce, ‘Banks’ Credit Union Crusade, Bankers Monthly, diciembre de 1992, pág. 13. Young, Renee, ‘Anchors Aweigh’, Building Design & Construction, junio de 1998, págs. 96-100.

Fuente: Directorio internacional de historias de empresas, vol. 33. St. James Press, 2000.