Cómo escribir una carta de presentación de analista financiero

Cómo escribir una carta de presentación de analista financiero
Category: Crédito Para
13 enero, 2021

Las finanzas son un campo altamente competitivo, por lo que es probable que los buscadores de empleo de analistas estén nadando en un grupo de aplicaciones de candidatos de alto calibre. Entonces, ¿cómo te posicionas para tener la mejor oportunidad de conseguir esa entrevista? Todo comienza con la carta de presentación. Ningún currículum está completo sin uno, y una buena carta de presentación (en cualquier industria) puede significar la diferencia entre conseguir el trabajo y permanecer en la línea de desempleo.

En la actualidad, las empresas reciben una media de 250 solicitudes por cada puesto de trabajo publicado, de las cuales cinco solicitantes de empleo serán convocadas para una entrevista y solo una podrá recibir una oferta de trabajo. Esa es una competencia seria. (Los codiciados roles de finanzas enfrentan probabilidades aún más difíciles). Agregue a eso el dato de que los reclutadores generalmente pasan menos de 30 segundos hojeando la correspondencia de un candidato: una ventana microscópica de oportunidad a través de la cual generar un impacto. Por lo tanto, debe usarse con prudencia.

Los posibles empleadores quieren saber que está realmente interesado en trabajar para ellos, por lo que las letras genéricas y las plantillas de “cortador de galletas” son una forma segura de enviar su solicitud a la papelera más cercana. Para asegurar un trabajo en finanzas, los candidatos serios necesitan una carta de presentación dinámica para captar la atención del gerente de contratación. Lo que revele aquí (o no lo haga) puede hacer o deshacer su primera impresión. De hecho, si una carta no llega a los suficientes “puntos clave” del empleador, es posible que su jefe potencial nunca llegue a la página siguiente.

Entonces, ¿qué hace una carta de presentación poderosa que lo distingue del paquete financiero?

1. Haga su tarea

Identifique a qué individuo específico está dirigida la solicitud. Saludos genéricos como “A quien corresponda” y “Estimado director de contratación” le permitirán tener un comienzo menos que impresionante. Incluir un punto de contacto no solo agrega un toque personal, sino que demuestra que se preocupa lo suficiente como para saber qué persona está contratando. En general, todo lo que se necesita es una llamada telefónica rápida o un correo electrónico, por lo que no hay excusa para no intentar obtener un nombre real. Otra advertencia: nunca envíe la misma carta para solicitar varios puestos dentro de la misma empresa, ya que esto solo revelará una clara falta de interés genuino en cualquiera de los puestos.

2. Personaliza el contenido

La personalización se extiende a todo el contenido de la carta de presentación. Adapte su carta a las necesidades del empleador, refiriéndose específicamente a cómo se ajusta a los criterios enumerados en el anuncio de trabajo. ¿Por qué la empresa estará mejor al tenerlo a bordo? Menciona habilidades específicas e ilumina tus logros en el contexto del puesto que estás solicitando. Concéntrese en aquellas habilidades, logros y experiencias laborales que se relacionen con las demandas del puesto.

El trabajo de analista financiero generalmente implica recopilar datos, rastrear noticias, realizar modelos financieros y aprender en profundidad sobre negocios o industrias específicas. Su habilidad con las hojas de cálculo probablemente será relevante, al igual que su conocimiento de macro y microeconomía y software relevante. Sin violar la confidencialidad del empleador, brinde todos los detalles que pueda sobre sus logros relevantes en trabajos o pasantías anteriores.

3. Cuida tu idioma

Utilice palabras clave y terminología relevante para la industria para satisfacer los filtros de la base de datos con densidad de palabras clave y demostrar a los revisores humanos que está bien versado en la jerga necesaria. No olvide revisar su gramática. Las finanzas pueden ser una industria impulsada por los números, pero eso no excusa los errores ortográficos o gramaticales. Estos errores tipográficos te hacen parecer perezoso y descuidado: la última impresión que quieres dar si administrar figuras es el nombre del juego. Siempre es más difícil detectar sus propios errores, así que considere la posibilidad de contratar a un amigo con buenas habilidades de corrección de pruebas para que revise su carta de solicitud.

Las cartas deben adoptar un tono formal y profesional. Términos como “buen comunicador”, “trabajador”, “perfeccionista”, “leal” y “jugador de equipo” son los favoritos de las cartas de presentación desde hace mucho tiempo. También son clichés de búsqueda de empleo. No incluya atributos simplemente porque crea que deberían estar allí. Una forma más convincente de dar fe de su carácter es incluir un testimonio de un tercero. Por ejemplo, un extracto de una revisión de desempeño o un respaldo de LinkedIn se verá más auténtico y creíble.

4. Dale forma a tu carcasa

Una carta de presentación está destinada a complementar el currículum que sigue, no a repetir su contenido. Construya su caso usted mismo en tres o cuatro párrafos y nunca deje que la carta tenga más de una página.

  • Lidere con una declaración definitoria y de alto impacto que capture sus competencias básicas y su amplia experiencia en análisis financiero. Continúe con ejemplos específicos.
  • Si bien no tiene que ser un diseñador gráfico, verse demasiado diseñado también es un desvío, no esconda sus mejores puntos en aburridos bloques cuadrados de texto. Por ejemplo, en lugar de explicar sus logros, indíquelos como viñetas concisas o interprete un logro en alguna representación visual relevante, como un gráfico.
  • Termine con una declaración resumida de por qué usted y sus habilidades concuerdan firmemente con los requisitos de la descripción del trabajo y su esperanza de poder avanzar rápidamente a los siguientes pasos del proceso de contratación. Como se mencionó anteriormente, asegúrese de usar las palabras clave correctas en caso de que su carta sea escaneada por computadora antes de que cualquier humano pueda leerla.

¿Ves cómo los puntos ayudaron a esta sección? Eso es lo que buscas.

Si no está seguro de cómo dar formato a una carta comercial, existen numerosas plantillas disponibles en línea para ayudarlo con el espaciado y la puntuación. Úselos como referencia, pero escriba una carta que sea específica para la empresa y la oportunidad.

5. Seguimiento

No tiene sentido enviar una solicitud al abismo de recursos humanos y simplemente desear que alguien responda. Si realmente quieres ese trabajo, hazlo. Haga un seguimiento directamente con el gerente de contratación o el contacto designado para demostrar que habla en serio. A menos que un empleador haya especificado lo contrario, comuníquese con el destinatario original mediante una llamada telefónica o un correo electrónico dentro de los cinco a 10 días posteriores a la solicitud para expresar su continuo interés en el trabajo. Puede que te ponga en ventaja.

La línea de fondo

Dar una buena primera impresión comienza con una carta de presentación bien elaborada que capta la atención del reclutador. Piense en ello como una herramienta de marketing personal que muestra sus mejores activos. Haga su tarea en la empresa, personalice el contenido, verifique tres veces si hay errores tipográficos, piense visualmente, evite los clichés y siempre haga un seguimiento.

Una carta de presentación pulida, y un currículum a juego, lo diferenciarán de la competencia y lo ayudarán a entrar en la puerta de la entrevista.